Accesibilidad

Control de temperatura para garantizar la calidad

20 noviembre 2017

Los termógrafos o indicadores de temperatura son fundamentales en el control de la cadena de frío que obligatoriamente han de mantener algunos productos, principalmente los alimentos y los medicamentos. Son instrumentos que miden la temperatura de forma continua y automática, la registran y permiten analizar con exactitud las oscilaciones sufridas en el interior de los almacenes, camiones, puntos de venta, etc.

Los termógrafos deben estar homologados, es decir, han de pasar por una serie de controles de calidad que garanticen sus prestaciones y el cumplimiento de la normativa vigente para el control de temperatura de los diferentes productos. 

Habitualmente se trata de un equipo digital que cumple 3 funciones básicas :

  • Medición de la temperatura
  • Registro de la temperatura
  • Almacenamiento y descarga de datos

Los hay fijos (para almacenes o puntos de venta) y móviles (para camiones, contenedores…) y, los principales productos para cuyas actividades logísticas se utilizan puesto que el control de temperatura es fundamental son alimentos, animales vivos , productos farmacéuticos, productos químicos, obras de arte, flores y plantas o algunos dispositivos o componentes electrónicos.

Una de las condiciones impuestas para el cumplimiento de la norma IFS Logística es precisamente el registro y control de la temperatura en almacenes a través de estos termógrafos.

Compartir